La tentación de la tasa con dólar calmo: en los últimos 2 meses, los plazos fijos en pesos crecieron $ 83.000 millones – Plan M

0
25
La tentación de la tasa con dólar calmo: en los últimos 2 meses, los plazos fijos en pesos crecieron $ 83.000 millones – Plan M

En dos meses, el stock de depósitos a plazo fijo creció 83.400 millones, liderados por los minoristas. Los motivos.


   El objetivo principal del BCRA es evitar un salto disruptivo en el dólar. Para ello, el Banco Central adoptó una serie de medidas para hacer más atractivo al ahorrista quedarse en inversiones en pesos. En febrero, elevó el tope que los bancos podían tener en Letras de liquidez (Leliqs) de 65% a 100% de los depósitos. Esto lo hizo para que los bancos trasladen en mayor parte el rendimiento de las Leliqs a las tasas que les pagaba a los ahorristas por depósitos a plazo fijo.

   En mayo pasado tomó otra medida para evitar que los ahorristas minoristas “migren” de pesos a dólares y  generen una presión alcista en el mercado de cambios. Emitió una normativa para fomentar la competencia entre los bancos por depósitos a plazo mediante la habilitación de los plazo fijo en bancos de no clientes. Esto inmediatamente elevó las tasas de interés ofrecidas a los ahorristas. El traslado de mayores tasas de Leliqs al rendimiento de los plazo fijo del sector privado provocaron que el stock de depósitos del sector privado volviera a crecerr.

   Entre el 2 de mayo y el 3 de julio pasado (último dato disponible) los depósitos a plazo fijo crecieron en 83.400 millones de pesos.




   En el tramo minorista (depositos menores a un millon de pesos) crecieron $45.400 millones

(+ 9,2%).

   Mientras que en el tramo mayorista crecieron $38.000 millones (+ 6%) para el mismo periodo.

   Es decir, los minoristas crecieron a mayor ritmo que los mayoristas. Además, este comportamiento de los ahorristas se dio en un proceso de bajas de tasa de interés por parte del BCRA. A principios de mayo la tasa de Leliqs estaba en 74% y el viernes pasado la tasa cerró debajo de 60%. Es decir, tuvo una caída significativa de 14

puntos porcentuales. 

   Sin embargo, la tasa de interés de los depósitos minorista cayó pero en menor magnitud. Paso de 49% en el arranque de mayo a 46,3% en la primer semana de julio.

   Algo similar ocurrió con la tasa BADLAR (para depósitos que superan el millones de pesos) que disminuyó en el mismo período sólo 2 puntos porcentuales (contra los 14 puntos de caida de la tasa de las Leliqs).

   La política del BCRA fue efectiva en darle un atractivo al ahorrista minorista. Según lo informado por el BCRA los plazo fijo web (para no clientes) ya superaron los 10.000 millones de pesos.

   Sin dudas las medidas tomadas por el Central resultaron efectivas para elevar el stock de depósitos a plazo del sector privado. La otras cuestión que influyó fue la estabilidad cambiaria, después de que el Banco Central –y Dujovne– ganaran la pulsada con los técnicos del FMI para poder intervenir en el mercado cambiario para evitar saltos del dólar, aún por debajo del techo de la llamada “zona de no intervención” fijada en unos 51 pesos.

   Esto generó que los dólares financieros fueran atraidos, nuevamente, por el alto rendimiento de las tasas de interés en pesos, rearmando la “bicicleta financiera” para los llamados “capitales golondrina” o inversores financieros de corto plazo. 

    Por ultimo, los dólares del agro, que pese a que cayó la liquidación de las cerealeras respecto del años anteriores, aportaron una oferta diaria de mas de 120 millones de dólares. Este combo dio el anclaje al tipo de cambio que es clave para que los ahorros continúen en tasa de interés en pesos.

   El interrogante es cuantos de estos depósitos en pesos acumulados en los últimos 2 meses por la “pax cambiaria” seguirán renovándose tras las PASO del 11 de agosto, si el resultado para el Gobierno no es favorable. 

   El BCRA garantizó que la tasa mínima de Leliqs será de 58% durante todo julio y también esta haciendo esfuerzos para que el FMI habilite una mayor compra de contratos de “dólar futuro”. Esto le da una señal a los ahorristas de que habrá un “piso” de tasa de interés para sus ahorros y una intención de mantener la “calma cambiaria”.

  Sin embargo, a casi 30 días para las PASO, el clásico dilema “tasa vs dólar” volverá a aparecer. Los plazos

fijos que se renueven pasado el 11 de julio vencerán después del resultado electoral. Si los resultados son muy diferentes a lo esperado por los “mercados” (una diferencia a favor de Fernández-Fernández como máximo de 5/6 puntos frente a Macri, que lo deje bien posicionado para la reelección en un balotaje) tal vez las tasas deban volver a subir para retener a los depositantes de la tentación de la dolarización. 




Tags: COTIZACIÓN DÓLAR TASA DE INTERÉS PLAZOS FIJOS DEPÓSITOS EN PESOS DOLARIZACIÓN PASO MACRI MERCADOS

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here