Bancos se refugian otra vez en las Leliq, que suman $1,5 billón – ámbito.com

0
11
Bancos se refugian otra vez en las Leliq, que suman $1,5 billón – ámbito.com

Nadie soslaya que el Banco Central heredó no sólo una situación patrimonial endeble (que cicatrizó, en parte, vía el investment account sobre las Letras de la Tesorería), sino también un inquietante stock de deuda remunerada que ya equivale a la base monetaria. Cuando asumió la nueva conducción del BCRA encabezada por Miguel Pesce, el stock de deuda remunerada era de casi $1,1 billón compuesto por Letras de Liquidez (Leliq) de $679.000 millones y $413.000 millones de Pases netos. Esto representaba un 67% de la base monetaria.

Hoy la situación cambió. El stock de Pases netos que días atrás había llegado a máximos de casi $800.000 millones,superando incluso al stock de Leliq, se ha pulverizado. Sólo queda menos de $9.000 millones en Pases pasivos. Mientras que el stock de Leliq volvió a niveles estratosféricos de $1,5 billón, lo que equivale a casi el 85% de la base monetaria.

Banco Central de la República Argentina (BCRA).

¿Qué pasó? Para entenderlo y visualizar el impacto, vale recordar que las Leliq son títulos de deuda del BCRA que compran los bancos. Se trata de un instrumento del BCRA para regular la liquidez del sistema. Cuando considera que hay un exceso de liquidez, absorbe vía colocación de Leliq y cuando ve iliquidez inyecta pesos comprando esas Letras. En realidad, son las sucesoras de las recordadas Lebac (Letras del BCRA) de la gestión de Sturzenegger. Mientras que los Pases Pasivos son colocaciones de los bancos a un día o a 7 días de plazo en el BCRA y los Pases Activos son préstamos del BCRA a los bancos a un día o a 7 días. El neto arroja el stock de Pases. De modo que el stock de deuda remunerada del BCRA es un tema delicado porque es un relojito de millonarios intereses que debe pagar el BCRA, o sea, no es otra cosa que emisión monetaria. Al respecto cabe señalar que en 2019 el BCRA afrontó el pago de intereses por casi $693.000 millones.

De ahí el interés por ir no sólo reduciendo esta deuda, sino además bajar su costo. Por ello el BCRA comenzó a bajar la tasa de referencia de las Leliq desde 63% anual al 50% anual actual. Pero tenía el problema de tener un stock similar en Pases que se renovaban diariamente, mientras que las Leliq vencían semanalmente. Fue así que el BCRA primero prohibió que los Fondos Comunes pudieran colocar excedentes en Pases, además redujo fuertemente la tasa de los Pases de 50% al 25% actual y por último alargó los plazos de las Leliq de 7 a 14 días. El objetivo es extender el plazo promedio de la deuda remunerada y a menor costo. Por ahora surtió efecto. Los bancos “obedientes” volvieron con todo a las Leliq que les paga 50% cuando un Pase les rinde la mitad. Ahora bien, los bancos tendrán que cambiar la administración de su liquidez. Quedarán los Pases para usarlos en el período intermedio entras las licitaciones de Leliq. Esto, según la lectura de los analistas, restará volatilidad a la tasa.

Lo cierto es que en lo que va del año los intereses que pagó el BCRA por su deuda remunerada se acerca a $50.000 millones. Una simple cuenta refleja el problema monetario en cuestión ya que si no baja el stock de esta deuda y no se recorta más la tasa, lo cual no parece muy plausible porque la inflación estimada es de más del 40% anual, la cuenta de intereses será este año otra vez estratosférica.

Es clave entonces que comience a recuperarse la demanda de dinero y sobre todo la de crédito para que esa liquidez, o bien quede en los bolsillos de la gente y empresas o se canalice en nuevos préstamos. De lo contrario, el riesgo inflacionario y cambiario continuará latente como una espada de Damocles sobre la política del BCRA.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Lo que se lee ahora

combustibles: extienden un mes mas el congelamiento

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here